Caminos Literarios: Mitología Griega III (Mitos sobre Zeus)

¡Hola a todos! Un día más, nos vemos en una nueva entrega de los Caminos Literarios. La semana pasada hicimos una introducción sobre Zeus, Padre y señor del Panteón Olímpico. En esta entrada os acercaremos a dos de los mitos acerca de las aventuras amorosas de Zeus. ¿Por qué? Porque una de las cosas más importantes que hizo Zeus, aunque pueda parecer una tontería, fue poblar la superficie habitada por los mortales de semidioses y héroes que salvarían a sus gentes de innumerables peligros y riesgos. En concreto, vamos a conocer la historia del nacimiento de Perseo y de Heracles (Hércules, para los romanos). Dicho esto… ¡Comencemos!

 

La lluvia dorada

Acrisio, rey de Argos, y Eurídice engendraron a Dánae, la joven más hermosa que jamás había visto el reino de su padre. Preto, hermano de Acrisio y eterno rival del mismo, sucumbió ante la inocente belleza de Dánae y se obsesionó con ella hasta tal punto que la perseguía para intentar poseerla. Acrisio, temiendo que su hermano pudiese dejar embarazada a Dánae y ésta trajese al mundo a un niño que pudiese destronarlo, decidió consultar a un oráculo. El oráculo no tuvo buenas noticias para Acrisio: él mismo no podría tener jamás un heredero varón y sería su propio nieto, el hijo concebido por Dánae, quien le daría muerte. Para evitar tan funesto destino, Acrisio encerró a Dánae en el interior de cuatro paredes, para que jamás pudiese mantener contacto carnal con ser alguno.medusa

Sin embargo, otro pretendiente se había enamorado de Dánae, y no era uno menos preocupante. Zeus, padre de todos los dioses, señor del Olimpo, se había enamorado de Dánae y, para no atraer las sospechas de su esposa Hera, decidió poseerla de otra forma. Así, una noche, aprovechando que Dánae dormía desnuda sobre su lecho, se dejó caer sobre ella en forma de una fina lluvia dorada. Así, recorrió cada parte del cuerpo de la joven, la hizo suya, y ella quedó embarazada de Perseo. Tras saber de su embarazo, Zeus prometió a Dánae que la liberaría. Sin embargo, antes de que Zeus interviniera, Acrisio descubrió la verdad y arrojó al mar a Dánae y a su futuro nieto, Perseo, en un arcón similar a un ataúd.

La piedad de su tío Poseidón salvaría al pequeño y a su madre de una muerte segura. Los condujo con las olas a la isla de Séfiros, donde Dictis, el pescador, los acogería. Perseo no supo de su origen hasta que, un día, en unos Juegos Olímpicos, lanzó un disco y, sin pretenderlo, mató a Acrisio, su abuelo, tras golpearle la cabeza.

 

Heracles, el rey destronado

Anfitrión era el padre mortal de Heracles y Alcmena, la esposa de éste, su madre. Una noche, aprovechando Zeus (que había perdido la cabeza por la joven reina) que Anfitrión no se encontraba en Tebas, adquirió su apariencia y disfrutó del lecho marital del rey con Alcmena. Esta quedó embarazada de Heracles. Sin embargo, más tarde, el verdadero Anfitrión yacería con ella y engendrarían a Íficles, hermano gemelo de Heracles.

herculesZeus alardeaba diciendo que, puesto que Alcmena pertenecía a la dinastía de Perseo, gracias a él acababa de ser concebido el futuro rey de Argos. Sin embargo, Hera, furiosa por la infidelidad de su esposo, le obligó a jurar que el niño que nacería esa noche en una familia que llevaba su sangre sería el futuro rey de todos los que le rodeaban. Así, con ayuda de Ate e Ilitia, consiguió retrasar el nacimiento de Heracles y adelantar el parto de Menipe, esposa de Esténelo, quien también era descendiente de Perseo. De esta manera, Euristeo nació antes que Heracles y se convertiría en el nuevo rey de Argos debido al juramento forzado de Zeus.

No obstante, Zeus sentía una predilección especial hacia su descendiente, así que se propuso ayudarlo a ser un héroe por todos los medios. Con la ayuda de Hermes, consiguió acercar a Heracles al pecho de Hera mientras ella dormía. El niño se alimentó de la leche de la diosa hasta que, asustada, Hera se despertó, un chorro de leche se escapó en el cielo y formó la Vía Láctea.

 

Estas son dos de las historias más bonitas, a mi parecer, acerca del nacimiento de dos héroes nacidos de Zeus. Espero que os hayan gustado estos mitos y que os animen a indagar aún más en la mitología griega. La semana que viene conoceremos al segundo de los dioses del Olimpo más importantes de este panteón: Poseidón.

Un saludo desde mis estanterías,

May López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s